Tradición

La presencia de la vid en Bizkaia es milenaria. A partir de los siglos XII-XIII se inicia una viticultura de autoabastecimiento y consumo local.

 

Etimológicamente proviene de “etxeko ain” (lo justo para casa).

 

Durante los siglos XIV y XV se comienzan a regular y proteger los vinos locales. La primera prueba documental aparece en un texto de 1616 en el que se lee una referencia al ‘vino chacolin’ para denominar al vino local. Pero a principios del siglo XX la competencia de vinos foráneos y la industrialización, junto a una plaga de filoxera acaban con una buena parte de las 2.874 hectáreas que constaban censadas en 1891.

 

Pese a este problemático panorama, el txakoli vive a finales del siglo XIX y comienzos del XX uno de sus mayores momentos de esplendor cuando surgen los “chacolines”, tabernas para la venta exclusiva de txakoli, en las que además de el bacalao, los chipirones y hasta las angulas, se sirven en un ambiente alegre y popular.

 

A mediados de los 80, un pequeño grupo de productores impulsa la recuperación del viñedo y la mejora en la producción del txakoli en Bizkaia. Esta labor es reconocida con la concesión en 1994 de la “Denominación de Origen Txakoli de Bizkaia-Bizkaiko Txakolina”.

 

Actualmente el término Txakoli-Txakolina es una mención tradicional protegida por la normativa europea.

 

Es un vino de marcada personalidad en el que predominan los blancos sobre los rosados “ojo de gallo” y los tintos.

tradicion
diputacion-bizkaia-foru-aldundia
mybilbaobizkaia-hover
euskadi-basque-country